Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

¡OLABIDE CAMPEÓN!

¡OLABIDE CAMPEÓN!

Los de la Ikastola dieron la campanada y se llevaron ante el Baskonia una final de infarto que se resolvió en la prórroga (77-82).

Alguien debería pensar seriamente la posibilidad de frotar sus boletos de lotería con alguno de los jugadores de Olabide de la generación del 88. Si hace apenas doce meses contábamos como se había llevado el Campeonato de Álava cadete tras remontar los 24 puntos del partido de ida con un triple en carrera desde unos 11 metros sobre la bocina, esta vez ya pueden contar que son campeones de Álava junior tras una final con otro guión de película.

Un triple a tablero con tiro libre adicional de Ibai Encina (sin duda el jugador del partido) a falta de 7 segundos culminó la remontada que llevó a los de Lasarte a una prórroga en la que terminó de consumarse la sorpresa en una final en la que el Baskonia no fue capaz de imponer su insultante superioridad física. Olabide, guiado fundamentalmente por sus jugadores de segundo año, no dejó nunca de soñar y creer en sus posibilidades para superar al ‘pez grande’ y proclamarse campeón en una emocionantísima final en la que el único que no estuvo a la altura de las circunstancias fue quien decidió que con un oficial de mesa era suficiente y que el marcador electrónico no era necesario para seguir una final en la que (patético) el numeroso público que se congregó en Landázuri pasó buena parte de la mañana preguntando aquello de ‘¿cómo van?’.

El primer cuarto terminó en tablas después de 10 minutos en los que casi todas las pequeñas diferencias que hubo entre uno y otro equipo fueron a favor de Olabide. De la Torre, en un sensacional arranque de partido (anotó 11 de sus 19 puntos en el primer asalto), puso por delante a los de Bujanda. La entrada de Eneko Ortiz por parte del Baskonia, sin embargo, revitalizó a los baskonistas e igualó el marcador justo antes de un segundo cuarto con claro color azulgrana.

Ibón Navarro colocó en cancha un quinteto muy alto y alternó la defensa individual con una zona 1-3-1 que desajustó por completo a los verdes. Con el rebote defensivo controlado y varias recuperaciones de balón, el Baskonia pudo correr a placer y, tras varias bonitas acciones de contraataque, logró una ventaja de 11 puntos en lo que parecía el principio del fin para Olabide. Un tiempo muerto solicitado por Bujanda sirvió para templar los ánimos de un Baskonia crecido, en el que el ya citado Ortiz y el pívot Sergio Gil se las apañaban una y otra vez para superar la defensa de Olabide. Los de la Ikastola lograron frenar la sangría y volvieron a meterse en el partido, dejando la diferencia en 8 puntos al descanso (35-43).

...y Encina se salió

Olabide volvió de los vestuarios con fuerzas renovadas y recortó ligeramente la diferencia a lo largo del tercer cuarto. Con Igor Peña y Asier Cañizo fajándose con todo ante las torres azulgrana, los verdes consiguieron candar su tablero y asegurar con garantías el rebote defensivo (algo que hubiera parecido imposible a cualquiera que presenciara la rueda de calentamiento...). Tras un toma y daca en los primeros minutos del cuarto, comenzó a asomar el que a la postre sería el jugador del partido: Ibai Encina. El bravo escolta de Olabide, en una exhibición de pundonor y confianza, se echó el equipo a las espaldas y comenzó a sumar acciones positivas en ambos lados de la cancha. Ocho puntos del propio Encina y un tiro libre de Jon Sanz situaron un 54-51 en el minuto 30 que dejaba todo por decidir.

El partido se tornó algo más lento al comienzo del último cuarto, lo que aprovechó el Baskonia para mantener e incluso aumentar sus rentas en el marcador. Pero en los últimos cinco minutos llegó la locura. Olabide, en su último intento, adelantó líneas en defensa y el partido se aceleró. Varias recuperaciones de balón de De la Torre y Encina (que para entonces ya parecía que era capaz de estar en tres sitios a la vez) acortaron las diferencias hasta dejarlas de nuevo a falta de un solo tiro. A falta de 7 segundos y con tres puntos de ventaja para el Baskonia, llegó el momento clave del partido: 3+1 de Ibai Encina que lleva la locura a las filas de Olabide y el desconcierto a un Baskonia que había dominado prácticamente todo el partido. Tiempo muerto, tiro libre que falla Encina (tras encontrar la lentilla que perdió en la falta del mencionado triple) y última posesión en la que, incomprensiblemente, los azulgrana no llegan siquiera a lanzar a canasta.

Como sucede en tantas ocasiones, la prórroga confirmó que había un equipo en línea ascendente para el que esos cinco minutos eran la oportunidad de ganar y otro para el que, tras haber tenido el partido casi ganado, la prolongación era casi un castigo por sus errores. La última canasta del omnipresente Encina antes de irse al banquillo entre aplausos con 5 faltas personales dejó a su equipo por delante (71-72). A continuación, un triple de Jon Sanz (hasta entonces desaparecido) parecía de decantar la balanza del lado de Olabide pero un 2+1 del baskonista Loza dio de nuevo aire a los de Navarro (74-75). Volvió a aparecer De la Torre con dos tiros libres y uno de esos jugadores que nunca pasa desapercibido, (‘antes muerto que sencillo’) Asier Kintana, se levantó desde la esquina para jugarse el triple que dejaba al Baskonia fuera del partido. La sorpresa se consumaba y Olabide se llevaba la final ante un Baskonia que deberá levantar cabeza cuanto antes para dar su verdadera medida en la próxima Liga Vasca, en la que los dos finalistas y Corazonistas completan una representación alavesa que esperamos y deseamos que realice un gran papel.

BASKONIA ’87 77 - 82 OLABIDE K.E. A

BASKONIA ’87 77 (18+25+11+14+9): Loza (14), Gutiérrez (1), López de Maturana (5), Buesa (7) y Gil (17) –cinco inicial- Carrera (-), Guinea (7), Ortiz (13), Ballester (-), San Juan (2) y Valiente (8).

OLABIDE K.E. A 82 (18+17+16+17+14): De la Torre (19), Encina (28), Beltrán de Otálora (-), Cañizo (9) y Peña (13) –cinco inicial- Arregi (-), Pérez de Arrilucea (2), Kintana (7), Ibáñez (-) y Sanz (4).

Árbitros: García e Izaga.
Eliminados: Por el Baskonia, Buesa (min.39) y, por Olabide, Encina (min.43).