Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

UPV se deja un punto en Zalla

UPV se deja un punto en Zalla

Los universitarios tuvieron el partido en sus manos tras remontar y entrar en el último minuto con ventaja (67-70) pero no pudieron amarrar la victoria (71-70).

UPV Álava comenzó su andadura por este “pan sin sal” que han tenido a bien llamar Trofeo Federación con un partido extraño en el que los estudiantiles desperdiciaron una ocasión inmejorable para dar carpetazo a su racha de derrotas en Zalla.

Ambos equipos afrontaron el choque absolutamente en cuadro, con únicamente seis jugadores de sus plantillas habituales disponibles y amplia representación de sus filiales en la convocatoria (probablemente, la idea de descansar el fin de semana anterior a la Semana Santa y programar jornada de Liga en plena semana de Pascua se le ocurrió al mismo que diseñó este despropósito de sistema de competición...) y en el que el reencuentro con un ex -UPV como Iker Lezama animó un poco un partido que contó con escasísima afluencia de aficionados a una cancha acostumbrada a ambientes menos fríos.

El primer cuarto se saldó con un auténtico recital de cómo no defender por parte visitante y los desajustes y la falta de intensidad, comunicación y concentración de los alaveses fue aprovechada a la perfección por un Bidegintza Zalla que, liderado en los compases iniciales por Igor Lezama, fusiló a los universitarios desde 6’25. Únicamente la fragilidad de la defensa en zona planteada por los bizkainos evitó males mayores y permitió salir vivos a los alaveses después de diez minutos nefastos (25-19).

Con la lección medianamente aprendida, UPV comenzó a recortar diferencias a partir del minuto 13, al que se llegó con la máxima diferencia a favor de los locales (34-24). La mejora sustancial en la defensa del jugador con balón evitó complicaciones, obligó a lanzar en peores condiciones a los de Zalla y permitió a los alaveses lograr sus primeras canastas corriendo al contraataque. Al descanso, 40-35 en el marcador y la sensación de entrar en un partido nuevo.

La segunda mitad transcurrió dentro de un guión invariable durante muchos minutos; diferencias de entre 3 y 8 puntos para los locales dependiendo, en buena medida, del acierto en el tiro exterior de un UPV Álava irregular en esta faceta del juego que, por momentos, lastró el buen trabajo en el ataque posicional de un conjunto que se mostró más solidario de lo habitual en esta situación, con un más que correcto equilibrio en el juego interior – exterior.

Entrado ya el último minuto, los estudiantiles lograron por primera vez a lo largo de todo el partido una ventaja superior a los dos puntos tras una canasta de Edu Santamaría que puso el 67-70 en el marcador. Una rápida y afortunada canasta de Artigas puso el 69-70 y el propio Santamaría tuvo la ocasión de, prácticamente, sellar la victoria de su equipo escasos segundos después al recibir un balón de Mikel Pérez que le dejaba solo debajo del aro pero que se le escurrió de las manos al ala-pivot gasteiztarra. Con 11 segundos por jugarse, UPV adelantó líneas en defensa y forzó un tiro precipitado que se resolvió con un palmeo de Martínez llegando en carrera y que devolvió a los de Zalla la delantera en el electrónico a falta de 5 segundos, en los que los universitarios pusieron el balón donde quisieron y a quien quisieron, pero Txerra Fuertes no acertó con un tiro en carrera desde dentro la zona que habría dado a los suyos la victoria sobre la bocina.

BIDEGINTZA ZALLA 71 – 70 UPV ÁLAVA

BIDEGINTZA ZALLA 71 (25+15+13+18): Sexto (10), Iker Lezama (7), Igor Lezama (17), Artigas (15) y Martínez (14) –cinco inicial- Intxaurraga (4) y Ruiz (4).

UPV ÁLAVA 70 (19+16+17+18): Pérez (4), Garaialde (13), Vadillo (-), Santamaría (4) y Domaica (12) –cinco inicial- López (-), Fernández (13), Izarra (13) y Fuertes (11).