Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

KUTXABANK ARASKI 68 – 63 QUESOS EL PASTOR

KUTXABANK ARASKI 68 – 63 QUESOS EL PASTOR

Las vitorianas vencen al Quesos El Pastor en un partido ajustado y que no se decidió hasta el último minuto

Las victorias en casa tienen un valor doble en esta competida Liga Femenina donde sumar algo positivo fuera es un sobreesfuerzo para todos los equipos. Para abrir boca en estos primeros compases de la competición, las dos victorias de Kutxabank Araski en Mendizorrotza adquieren una dimensión importantísima. Por la pretemporada difícil que ha vivido el equipo, por los parones Covid y porque la plantilla sigue acoplándose.

Y en mitad de tanto obstáculo, emerge el equipo más competitivo y solidario, el carácter más ganador y el trabajo infinito de todas las jugadoras que ante la adversidad crece aún más. Sin Tania Pérez, ausente por unos problemas de salud, todas se multiplicaron para suplir la ausencia de la de Santa Coloma de Gramenet. Y después de un inmenso trabajo, vino una gran victoria ante el combativo Quesos El Pastor, con una tripleta interior temible, Okonkwo, Berezhynska y Wolf que sumaron 42 de los 63 puntos que anotó su equipo.

El arranque vitoriano fue firme y decidido. Con acierto, con buena circulación de balón y criterio. Buenos minutos para una primera ventaja de inicio (10-2) recortada a golpe de triples zamoranos que pusieron el 24-23 al cierre del primer acto.

La defensa en zona zamorana empezó a quebrar el ideario ofensivo alavés que falto de ideas se estancó en los 11 puntos en el segundo cuarto. Un parcial 0-11 colocó la máxima renta foránea (24-31) con una Wolf desatada en la pintura e imparable. La terna de pívots, móviles y con buena mano desde la larga distancia, fue un hándicap que tuvo que parchear Urieta, colocando incluso a Quevedo en la defensa sobre la corpulenta Okonkwo. Asumió la responsabilidad Tamara Abalde que mostró su saber hacer en el juego de espaldas y acierto en su tiro de cinco metros. Sus puntos, un total de 11 y 8 rebotes para ser la más valorada con 19, fueron vitales para sostener a un Araski con muchas dudas que se fue por debajo en el marcador al descanso (35-41) y con solo cuatro jugadores aportando puntos en ataque: la propia Abalde, Quevedo, Asurmendi y Seda.

Despertó defensivamente Kutxabank Araski subiendo líneas y siendo más agresivo en su defensa en el dos contra uno, haciendo agotar algunas posesiones a un Quesos El Pastor que seguía viviendo de su defensa en zona, de los puntos de Okonkwo y del trabajo en el rebote de Brooke Salas, sacrificada en defensa para estar menos acertada de cara al aro. Se llegó al tercer cuarto con un apretado 48-50.

El choque se mantenía en una duda razonable dada la igualdad de ambos equipos. Los pequeños detalles decidirían. Para Kutxabank Araski, cuatro rebotes ofensivos de mucho mérito, con Seda e Izaskun García como protagonistas. La de Muxika anotaba un triple de mucho valor a falta de tres minutos (61-58), Seda sumaba desde el tiro libre, Asurmendi gestionaba con inteligencia y anotaba de manera compulsiva, con otros 15 puntos, los mismos que Laura Quevedo. Pero la bola caliente no quemó en las manos de Anna Cruz. Desdibujada en gran parte del choque, no dudó en jugarse un triple decisivo desde la esquina que, a la postre, sería definitivo (66-60) a falta de 52 segundos. Se degustaba ya la victoria en Mendizorrotza, ante cerca de 450 aficionados que volvieron a ser ejemplares en su comportamiento. Al final, el 68-63 puso la guinda a una gran noche de baloncesto en el templo vitoriano.

Kutxabank Araski 68 Izaskun García 3, Tamara Abalde 11, María Asurmendi 15, Laura Quevedo 15, Tamara Seda 11 -quinteto inicial Anna Cruz 8, Cristina Molinuevo, Laura Pardo, Joy Adams 5.

Quesos El Pastor 63 Brooke Salas 5, Marta Montoliu 8, ValeriyaBerezhynska 12, Abi Wolf 12, Marina Lizarazu 5 -quinteto inicial Alejandra Quirante 3, Amy Okonkwo 18, Ana Faussurier , Romina Rodríguez

Parciales: 24-23, 11-18, 13-9, 20-13 (68-63 final)