Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

KUTXABANK ARASKI 61 – 67 MOVISTAR ESTUDIANTES

KUTXABANK ARASKI 61 – 67 MOVISTAR ESTUDIANTES

El Kutxabank Araski cae ante Movistar Estudiantes condicionado por la lesión de Tamara Seda

No hay excusas. La primera derrota en Mendizorroza vino dada por la poca productividad ofensiva en la segunda parte del choque y por errores en momentos clave. Pero sin Tamara Seda, Kutxabank Araski no fluye igual. La mozambiqueña sufrió un golpe al cierre del tercer cuarto en el hombro derecho que le dejó KO para el resto del choque. Con dobles figuras, 11 puntos y 11 rebotes, fue la gran dominadora bajo los aros. Hasta que tuvo que ver el choque desde el banquillo.

Movistar Estudiantes impuso su juego dinámico, transiciones y contrataques, en el momento clave. Los detalles y errores locales frustraron una victoria que moldearon durante muchos minutos.

Un buen arranque, intenso y con una defensa trabajada, bien zonal o individual de ayudas precisas, marcó un primer cuarto con Laura Quevedo como auténtica killer. La de Coslada sumó 12 puntos en solo un cuarto para un total de 21. Su estado de forma es extraordinario. La máxima renta de diez puntos (13-3 minuto 6) invitaba a pensar en un choque cómodo. Las madrileñas hicieron la goma, pero fluyeron más y mejor con su triple poste en pista. El juego que propone Alberto Ortego, con tres jugadoras grandes y móviles Knight-Nyingifa-Raman más la ayuda de la argentina Burani, obliga a una exigente defensa rival. Entre las cuatro, sumaron 44 de los 67 puntos de su equipo. La veterana Knight volvió a ser vital para su equipo con 14 puntos, 6 rebotes y 19 de valoración. La mejor, aunque Nyingifa sumara 15 puntos. La nigeriana fue una pesadilla para la defensa local dada su versatilidad.

Kutxabank Araski supo parar esa incontinencia anotadora de las colegiales, que promedian 80 puntos por encuentro. Asurmendi se unió a la anotación en el segundo cuarto, mientras Quevedo, sin descanso seguía a lo suyo. El 34-27 al descanso no permitía muchas confianzas.

Agazapado, el Estudiantes más fiero salió de la madriguera en el inicio del tercer cuarto con tres triples consecutivos para equilibrar el partido (36-36 minuto 24). El acierto que no tuvieron en la primera parte llegó en la segunda. Las vitorianas seguían dominando el rebote con una Tamara Seda sacando provecho del rebote ofensivo, con hasta 5 puntos de segundas y tercera opciones. A 1:17 para cerrar el tercer período, un choque fortuito con Gretter le provocaba una lesión en su hombro derecho. Fuera del partido y con 48-48, empezaba un nuevo partido, un antes y después de la mozambiqueña que las alavesas acusaron.

Sin ese faro en el poste bajo, las decisiones en ataque no fueron buenas, dudas, pérdidas y poca fluidez marcó un juego deshilvanado que facilitó contraataques rivales. A pesar de los triples de Tania Pérez y Quevedo al inicio del último período, el conjunto verde se fue diluyendo, mientras las “women in black” se hacían con el tempo de la mano de la menuda base argentina Melissa Gretter.

El choque se fue a un previsible final apretado. Una canasta de Cruz empataba el choque a 61-61. A partir de ahí, una falta en ataque de Quevedo, un error en un saque de fondo y varios ataques poco elaborados, no permitieron sumar más. Las madrileñas con un parcial final 0-6 sumaron su cuarta victoria.

La primera derrota en Mendizorrotza duele. Las de Urieta piensan ya en el derbi vasco del miércoles en el Gasca ante IDK Euskotren, pendientes del diagnóstico de la lesión de Tamara Seda.

Kutxabank Araski: Izaskun García, Tamara Abalde 4, Laura Quevedo 21, Joy Adams 3, Tamara Seda 11 -quinteto inicial - María Asurmendi 8, Laura Pardo, Anna Cruz 9, Tania Pérez 5

Movistar Estudiantes: Gracia Alonso 7, Atonye Nyingifa 15, María Espín, Melissa Gretter 7, Agostina Burani 8 -quinteto inicial - Carmen Grande, Sofía Gomes, Arica Carter 9, Jana Raman 7, Leslie Knight 14

Parciales: 17-13, 17-14, 14-21, 13-19 (61-67)