Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

RPK ARASKI 61 – 69 VALENCIA BASKET

RPK ARASKI 61 – 69 VALENCIA BASKET

Las vitorianas compitieron durante 35 minutos ante un acertado Valencia que endosó una parcial 4-13 en el momento clave

Si los esfuerzos y el desgaste sumaran puntos, Araski sería el equipo líder de intangibles. El debut en Mendizorrotza añadía una carga de motivación extra acompañado por la dura empresa de batir a todo un Valencia Basket. El abanico de recursos es tan amplio como el propio banquillo, donde jugadoras tan importantes como la checa Reisingerova pueden jugar solo 12 minutos, pero ser decisiva.
El inicio 0-8 fue el primer obstáculo que tuvo que superar el equipo de Urieta. El que no se conocía es que Tamara Seda llegaba tocada al choque. La mozambiqueña había estado entre algodones, y su cuerpo no aguantó el partido tan físico que impuso el rival.
A base de esfuerzo y orgullo, Rpk Araski logró arañar cada segundo para sumar y sumar. Desde el tiro libre, con 20 de 26 intentos, las vitorianas encontraron un camino. Valencia juega a endurecer el choque, a engordar su casillero de faltas. Un estilo difícil de aguantar durante 40 minutos. Pardo abría el marcador vitoriano tras cinco minutos de sequía. Sutherland cogía el testigo anotador. Tania Pérez imprimía personalidad y un triple para dar un golpe en la mesa al cierre del primer cuarto (11-15).
Con Izaskun García, máxima anotadora local con 12 puntos, el equipo adquirió esa velocidad en la que se mueve cómodo. La vizcaína imprimió intensidad y alegría para dar el impulso necesario a las suyas. Revolucionado el choque, desde la defensa más incisiva, alternada con zonas, el crecimiento vitoriano le llevó a mandar en el marcador (28-26). Con un Valencia incómodo, a ráfagas desde el poste bajo con Tirera, o con el acierto de Queralt Casas, el partido encontró su descanso con un apretado 35-34.
Sin Seda ya desactivada, Urieta buscó fórmulas para encontrar una pareja interior efectiva que diera consistencia ante las Tirera, Reisingerova, Abalde. El juego interior valenciano, apoyado por aleros altas como María Pina es contundente. Rpk Araski supo jugar de manera inteligente en el tercer cuarto, haciendo de la necesidad virtud. Quevedo busco el uno contra uno en penetración sacando rentabilidad desde la falta y tiro libre. Como una hormiguita, fue labrando el camino el equipo alavés, aguantando las envestidas con la amenaza exterior de Pina o Brown, o la propia Abalde. La joven Raquel Carrera fue determinante en el poste bajo. Con valentía y determinación, no se arrugó ante Reisingerova. Sus 188 centímetros, y buena mano, dieron minutos de calidad. Sirva como dato, sus 8 puntos y 12 de valoración. Tras encajar un parcial 0-8, Rpk Araski volvió a levantarse del segundo golpe para devolver un parcial 10-2 y cerrar el tercer período con ventaja (52-51).
El partido fue subiendo la temperatura. El movimiento de las piezas en ambos banquillos iba tejiendo mil y una estrategias en parqué. Asurmendi regalaba un triple de clase para avisar de que su equipo seguía dispuesto para la batalla (57-56). Sin concesiones. Rondaba el minuto 35 del partido. Para entonces, la paliza en el cuerpo empezó a hacerse notar. Valencia no dudó en encontrar la debilidad rival y asestar el enésimo golpe, con la precisión de quien se sabe superior. Reisingerova abría el camino para un parcial definitivo 4-13 que dejaba sin aliento y capacidad de reacción a la escuadra verde. De tanto y tanto remar Rpk Araski se quedó sin fuerzas para el último y definitivo pulso. Valencia sufría para llevarse la victoria de Mendizorrotza (61-69).

Rpk Araski: Asurmendi 6, Quevedo 11, Van Den Adel 5, Sutherland 6, Seda 2 -quinteto inicial - Molinuevo, Pardo 2, Carrera 8, Pérez 9
Valencia Basket: Gómez 10, Casas 12, Abalde 7, Pina 8, Tirera 8 -quinteto inicial - Garí 2, Romero 5, Brown 5, Raman 5, Reisingerova 7
Parciales: 11-15, 24-19 (35-34), 17-17, 9-18 (61-69 final)