Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

DIARIO DE UNA ESTANCIA EN... IRLANDA

DIARIO DE UNA ESTANCIA EN... IRLANDA

Último mes lejos de casa

Han pasado varias semanas desde la última vez que escribí y a día de hoy ya llevamos 3 semanas de vacaciones porque se acabaron las competiciones en Irlanda.

En cuanto a la Copa, llegamos hasta las semifinales, donde nos tuvimos que enfrentar al que por aquel entonces era líder en la clasificación y que a posteriori han quedado Campeonas de Liga. Pudimos pelear medio partido, pero en cuanto nos cogieron un poco de margen en el marcador, no fuimos capaces de alcanzarles de nuevo. Dimos buena imagen y pasamos un gran fin de semana en Cork, ya que tengo que decir, que la Federación Irlandesa lo organiza bastante bien y reúne en un mismo fin de semana todas las categorías tanto femeninas como masculinas. Es muy bonito de vivir porque compartes y ves partidos que no tienes facilidad de ir a ver en un fin de semana normal. El ambiente que se creó fue muy divertido y por la noche nos juntamos la mayoría de los equipos a celebrar las respectivas victorias y derrotas.

En cuanto a la Liga, nos clasificamos en cuarto lugar, que nos dio el pase a cuartos de final y con factor cancha a favor para ese partido. Lo supimos aprovechar y ganamos, aunque fuera solo por 3 puntos. Ya en semifinales, tuvimos que visitar la cancha del líder y desafortunadamente perdimos por 7 puntos. Hacía muchos años que el equipo no quedaba en cuarta posición o para arriba, así que el balance final ha sido muy positivo. Además, el equipo masculino que también compite en la máxima categoría (único Club que tiene equipo femenino y masculino en Superliga) han resultado Campeones.

Entre partido y partido, y como adelanté en la anterior parte, Laurita “la prepa” vino a Dublín y pudimos pasar dos días muy agradables y lleno de risas.

Y ya dejando a un lado el basket, lo más increíble que he vivido ha sido el día de St Patrick. Lo resumiría como la locura. Por la mañana hay un desfile al cual tienes que ir con dos horas de antelación a coger sitio si quieres ver algo porque se llena de gente (el 70% somos extranjeros). No me impresionó mucho, muy sencillo, así que sin tan siquiera terminar, nos fuimos a la zona de Temple Bar, la zona de Dublín famosa por sus pubs. Todas las calles y bares estaban llenos de gente vestida con accesorios para la ocasión (incluídas las pintas teñidas de verde) lo que hacía que fuera un ambiente muy especial. Por la tarde fui a ver también mi primer partido de futbol gaélico, muy divertido por cierto, en el que se mezcla, rugby, futbol y balonmano o baloncesto. Fue sin duda un día lleno de cosas nuevas y que recordaré cada año.

Sin duda, una de las cosas positivas de que me hayan quedado fines de semanas libres antes de volverme es que he tenido y voy a tener la oportunidad de visitar sitios fantásticos de Irlanda y Reino Unido. Una de las fotos que aparecen es una playa que está cerca de Belfast y es uno de los mejores paisajes que me llevo de aquí. Se llama La Calzada del Gigante y si tenéis pensado visitar Irlanda, sin duda sería mi recomendación. Otra cosa que me apetecía hacer era ir a algún parque de atracciones y como en Irlanda no hay, he convencido a todo el equipo y este fin de semana nos vamos a Inglaterra de excursión al parque de atracciones y a hacer un poco de turismo.

Me queda pendiente aún alguna cosilla más pero ya que esto está llegando a su final, es bonito echar la vista atrás y darte cuenta de la experiencia que me voy a llevar. Desde notar que a gente que no entendía nada las primeras semanas ahora les entiendo casi todo, pasando por las visitas que he ido recibiendo y las visitas turísticas que hemos hecho, hasta toda la gente que he podido conocer y que me han ayudado en este camino.

¡Nos vemos pronto y mucha suerte a todos los equipos en esta recta final de temporada!