Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

Otra vez por la mínima

Otra vez por la mínima

El junior femenino logró ganar por tan sólo un punto de diferencia por segunda semana consecutiva, los de Bujanda sufrieron para doblegar a Coras y derrotas del junior B y los cadetes.

Iñigo Álvarez tendrá que buscarse un buen cardiólogo. Por segundo fin de semana consecutivo, partido no apto para cardiacos en junior femenino, donde tres de los cuatro partidos que han disputado las de Álvarez se han resuelto por 1 ó 2 puntos. En el choque adelantado al viernes, las de la Ikastola arañaron un ajustado 38-39 del Pabellón del Ebro mirandés ante un Fray Pedro Urbina que tuvo opciones hasta el pitido final. Olabide, que contó con las importantes bajas de Corres y Ruiz de Apodaka, comenzó mal el partido. Los despistes defensivos y un acierto nulo de cara al aro obligaron al técnico visitante a solicitar un tiempo muerto al que siguió un parcial de 0-12 que dio las primeras ventajas a las de Lasarte. El partido, larguísimo y trabado debido a la enorme cantidad de faltas señalizadas y un pavimento muy resbaladizo que deslució el choque, transcurrió casi siempre con ventaja en el marcador para las gasteiztarras (15-21 al descanso y 28-31 al final del tercer cuarto), que se vieron por primera vez en desventaja entrado el último cuarto y tras dos faltas técnicas: una al banquillo y otra que supuso la eliminación de Naiara Aranegui. Un par de acciones acertadas pusieron el marcador en un puño y el partido entró en el último minuto con igualdad absoluta. Un tiro libre de Oihana Saez resultó finalmente salvador y definitivo para que las de Álvarez lograran su tercera victoria y asciendan al segundo puesto de la clasificación. Por Olabide jugaron: Aranegi (-), Elorza (5), Saez (11), De Agirre (4) y Ortiz de Lejarazu (7)- cinco inicial- Ortiz de Landaluce (2), Gurrutxaga (8).

En chicos no hubo sorpresas pero si sustos. Tras su gris encuentro en Marianistas, el junior A volvió a sufrir más de lo previsto, esta vez ante un Corazonistas B que llegó al descanso con ventaja en el marcador y que se mostró más sólido y centrado que en el partido disputado en Coras. Los de Mikel Corres plantearon una defensa en zona que se atragantó sobremanera a los de Lasarte durante los primeros 20 minutos, en los que tampoco lograron imponer su habitual estilo de defensa y contraataque (4-12 en el minuto 10 y 14-17 al descanso). Sin embargo, el color del partido cambió por completo en la reanudación cuando, curiosamente, el mismo planteamiento que les había dado alas hasta entonces cavó la tumba de los visitantes; nueve triples (cinco de un inspirado Mikel Arregui) en escasos 15 minutos rompieron la cerrada zona de los Coras y falicitaron la octava victoria en otros tantos partidos a los de Bujanda, que puso en cancha a: De la Torre (10), Encina (2), Ibáñez (-), Arrieta (2) y Quintana (3) –cinco inicial- Arregui (15), Pérez de Arrilucea (-), Cañizo (4), Sanz (10), Peña (10) y Beltrán de Otálora (2). En el que fue el último partido del fin de semana no hubo sorpresas y el junior B de Ibai López de Audikana no tuvo opción frente a un Corazonistas A que se mostró superior y que se queda a una sola victoria de sellar su paso a semifinales y, con ello, su prácticamente segura presencia en la próxima Liga Vasca. El marcador final: 52-36 para los de Carlos Mendoza que, con toda probabilidad, serán el rival de los de Bujanda en una semifinal que promete.

En cadetes, los de Igor Fernández de Zañartu visitaron a un Baskonia ‘89 que exhibió su aplastante superioridad arrollando a Olabide (91-19) en un partido sin historia.