Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

El UPV Álava despacha al Gernika en veinte minutos

El UPV Álava despacha al Gernika en veinte minutos

A continuación, la crónica de Unai Berrueta en el El Correo sobre la clara victoria de los universitarios ante el Gernika (89-59).

UPV ÁLAVA 89 – 59 GERNIKA KESB

UPV ÁLAVA 89 (22+34+20+13): De la Torre (7), Garaialde (17), Fuertes (11), Ortún (25) y Domaica (16) –cinco inicial- Ortiz de Murua (6), Vadillo (1), Peña (0), Santamaría (6) y Salinas (0).

GERNIKA KESB 59 (12+14+19+14): Hormaetxea (13), Bilbao (4), Makazaga (10), I. Rodríguez (18) y López (1) –cinco inicial- Peña (10), Méndez (2) y J. Rodríguez (1).

Árbitros: Corres y López. Sin eliminados.

EL CORREO. Lunes 25 de octubre de 2004. Unai Berrueta. Vitoria.

El UPV Álava despacha al Gernika en veinte minutos

Los universitarios sentenciaron el choque con dos primeros cuartos extraordinarios.

El UPV Álava retomó la senda de la victoria con un claro triunfo sobre el Gernika KESB que le coloca en la zona media-alta de la clasificación. Los vizcaínos no fueron rival para el cuadro local, que sentenció el choque en la primera mitad.

Y eso que los compases iniciales resultaron igualados. El visitante Hormaetxea daba réplica a las canastas locales impidiendo que los alaveses se marchasen en el marcador. Sin embargo, tras un tiempo muerto solicitado por Jordi Llopis, el UPV Álava planteó una rocosa defensa, que propició varias recuperaciones de balón con sus consiguientes contraataques. Bajo este guión, el plantel vitoriano obtuvo su primera renta clara en el electrónico, que ya reflejaba diez puntos a favor de los universitarios al término del primer cuarto.

Esa ventaja tranquilizó a la formación local, que a partir de ese momento se movió muy cómoda por la cancha, dejando decidido el encuentro en el segundo cuarto. Con un quinteto alto en cancha, el UPV Álava pasó a dominar todas las facetas del juego. Ahí infligió a los vizcaínos un parcial, a la postre definitivo, de 34-14.

Con el partido roto al descanso, los alaveses se dejaron llevar y el preparador local reservó a sus piezas clave para el derbi del sábado ante el Fundación Baskonia. Ambos equipos saldrán con la moral alta, puesto que los de David Gil también vencieron tras tres acciones decisivas de Martín Buesa en el último minuto.