Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

La falta de acierto en el tiro sentenció a los universitarios

La falta de acierto en el tiro sentenció a los universitarios

Berrio-Otxoa se llevó los dos puntos del C.C. Europa en un partido marcado por los nefastos porcentaje de tiro de los de Viteri en la primera mitad del choque. La espectacular remontada del último cuarto no dio el premio deseado y los universitarios terminaron cayendo por un apretado 61-65.

Tropezón en casa de UPV Álava ante Berrio-Otxoa que supone la segunda derrota consecutiva de los alaveses ante un conjunto bizkaino. El equipo que dirige Asier Viteri terminó por pagar caro su desacierto en el tiro a lo largo de los primeros veinte minutos de partido.

Veinte minutos absolutamente negados de cara al aro fueron una losa demasiado pesada para un UPV que, sin embargo, cuajó un partido más que correcto en el resto de facetas del juego. Berrio-Otxoa saltó a la cancha con una defensa individual que mantuvo durante apenas dos minutos, momento en el que decidió refugiarse en una zona 2-3 que basó su éxito en la falta de acierto local desde 6’25. Eso y un Cábana que aportó un interminable goteo de puntos y rebotes para los bizkainos fue suficiente para que los visitantes lograran una renta de ocho puntos a la conclusión del primer cuarto (8-16) que se estiró hasta los once del descanso (20-31). Los estudiantiles, por su parte, se desesperaban al ver como una más que aceptable defensa y un ataque con una buena circulación de balón que permitía tiros cómodos no bastaban para estar metidos de lleno en el partido.

Reacción en el último cuarto

El tercer cuarto se convirtió en un intercambio de puntos del que salió favorecido el equipo visitante más por los diez minutos transcurridos que por el mínimo aumento de su ventaja en el marcador (38-50 minuto 30). Si ya pintaban mal las cosas para los universitarios al comienzo del asalto final, peor se pusieron trascurridos los dos primeros minutos del mismo, cuando Berrio-Otxoa logró una renta de 17 puntos (minuto 33) que parecía sentenciar el choque. Entonces, el técnico local ordenó una presión en toda la cancha que sus jugadores ejecutaron con una fe ciega en sus posibilidades y que revolucionó el partido hasta el punto de dar a los de Viteri un balón para igualar o voltear el marcador tan sólo cuatro minutos después. Sorprendentemente, el partido quedó abocado a un final apretado en el que los bizkainos mantuvieron la entereza suficiente como para no dejar escapar los dos puntos pese al empuje de los universitarios, que tratarán de reencontrarse con el triunfo el próximo domingo en la siempre difícil cancha del Jarrilleros portugalujo.

UPV ÁLAVA 61 – 65 BERRIO-OTXOA

UPV ÁLAVA 61 (8+12+18+23): Fernández (6), Javi Toña (0), Fernández de Zañartu (19), López (3) y Santamaría (17) –cinco inicial- Jon Toña (3), Iglesias (0), Bascones (1), Echeverría (4), Barril (0) y Jiménez (8).

BERRIO –OTXOA 65 (16+15+19+15): Díez (0), Goiriena (9), Sainz (9), González (10) y Cábana (23) –cinco inicial- Lazkano (7), Pérez (3) y López (4).

Árbitros: Zugaza y Balerdi.
Eliminados: Por el UPV Álava, Jiménez (min.38).