Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE 67 – 63 RPK ARASKI

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE 67 – 63 RPK ARASKI

A pesar de la derrota, las vitorianas salvaron el average con las leonesas con un parcial de 0-11 final

Bembibre sigue siendo una plaza inaccesible para Rpk Araski. Las vitorianas continúan sin vencer en tierras leonesas, mientras que las locales engancharon su segunda victoria consecutiva. Una derrota fundamentada en una mala primera parte que condicionó el resto del partido a las vitorianas.

La capitana Laura Pardo inauguraba el partido con una canasta inicial. Nada presagiaba que todo se torcería después, con un parcial 11-0 y un desacierto ofensivo que anuló a las vitorianas hasta sacarlas de la pista. La rusa Gladkova fue un martillo pilón que acabó por destrozar el aro rival con 30 puntos y 33 de valoración. Todo funcionaba en Bembibre, con buenos porcentajes de tiro cercanos al 65 por ciento, por un paupérrimo 18 por ciento para las alavesas. Sólo Binta Drammeh, en su segundo partido con la camiseta verde, supo leer la situación del partido. Con un triple y penetraciones sancionadas con faltas, pudo desde el tiro libre, dar algo de oxígeno a un Araski al límite. Al cierre del primer cuarto el 20-8 ya pesaba en las piernas de las jugadoras.

Edwards anotaba su primera canasta en el minuto 13, Umi Diallo no acababa de leer su superioridad en la pintura. Con pocas armas se enfrentaban las gasteiztarras a una batalla donde las bercianas empezaban a acomodarse con todas sus efectivas sumando. Quirante, desde una buena dirección de juego, ante el mal día de Roselis Silva, fue decisiva, además de los puntos de Gladkova. La diferencia aumentó a los 16 puntos (37-21), mientras la cuesta arriba se antojaba demasiado empinada. Lo mejor fue llegar al descanso para limpiar la cabeza (41-25).

Urieta supo dar el punto de motivación y claridad suficiente a sus jugadores para inocularles algo más de fe. Y creyeron, con una salida en tromba en el tercer cuarto, llena de ritmo y confianza. Tres triples consecutivos de Roberson, Edwards y Drammeh, una canasta de Van Den Adel, amasaban un parcial de 0-11, para meterse en partido por méritos propios. Este equipo puede mostrar síntomas de debilidad, pero su orgullo es su gran virtud. Y si además, el último fichaje, Drammeh, aporta 19 puntos y tira del resto de compañeras, la lectura es inmejorable. La remontada parecía una realidad, pero con Gladkova en racha, las locales respondían a cualquier acercamiento. Suyos fueron los últimos siete puntos para cerrar el tercer cuarto con un tranquilizador 56-45 a favor de su equipo.No quedaba otra que remar.

Urieta apostó por Pardo en el cinco y Van Den Adel en la posición de cuatro. El equipo se remangó para dar ese plus defensivo. Y lo dio, sobre todo, mediado el último período y cuando todo parecía perdido. Con 67-52, llegó otro intento más. Este desde un trabajo de esfuerzo colectivo, presión a toda pista, dos contra uno en la defensa al balón, ayudas en los cambios automáticos. La californiana destapó su tarro de las esencias desde el triple, donde dos muy oportunos, Laura Pardo estuvo valiente en el tiro y penetración para anotar canastas al límite. Todo para rubricar otro parcial 0-11 con el que subirse al carro de la esperanza a falta de un minuto y medio para el final (67-63). Nada salió según lo previsto. Errores en el pase, y la concesión de tres rebotes ofensivos, dieron al traste con la opción de llevarse la victoria de Bembibre.

De lo malo, la salvación del average, que visto cómo está de apretada esta liga, puede hasta ser decisivo al final de la temporada mirando a la permanencia.

El viernes el viaje a Lugo es otro pulso de igual a igual, ante un Durán Maquinario Ensino que se ha reforzado y que se muestra como un equipo sólido y complicado.

FICHA:

Embutidos Pajariel Bembibre 67: Llorente 2, Herrera 9, Nauwelaers 10, Silva 2, Gladkova 30 –quinteto inicial - Carr 4, Quirante 7, Syll 3

Rpk Araski 63: Izaskun García 3, Van Den Adel 5, Pardo 8, Edwards 13, Roberson 13 –quinteto inicial - Drammeh 19, Estebas 2, Vucurovic, Diallo, Molinuevo

Parciales: 20-8, 21-17 (41-25 al descanso), 15-20, 11-18 ( 67-63 final)