Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

IDK GIPUZKOA 64 – 50 RPK ARASKI

IDK GIPUZKOA 64 – 50 RPK ARASKI

Una derrota dolorosa en el Gasca

El derbi en el Gasca ofreció dos caras bien diferentes. La mejor y más completa de un Rpk Araski perfecto en sus primeros ocho minutos y otro equipo incapaz de sobreponerse al poco acierto y la falta de confianza acusada en algunas jugadoras. Ariel Edwards fue la máxima anotadora del encuentro con 20 puntos. Con una anotación tan escasa, las guipuzcoanas revalorizaron sus virtudes para llevarse un derbi que empezó mal para las locales.

Las de Urieta dominaron con un gran juego el inicio. Ocho minutos que deben volver a ver las jugadoras, para autoconvencerse de que tienen mucho y buen baloncesto en sus manos. Con ataques fluidos, moviendo bien el balón, con criterio, acierto y esfuerzo colectivo defensivo, las vitorianas tomaron la iniciativa. Pardo salía en el quinteto inicial y su aportación en defensa y ataque fue determinantes. Un triple de la capitana otro de Roberson, engordaban la diferencia a su máxima expresión con 10 valiosos puntos (8-18). Un tiempo muerto de Azu Muguruza supuso el despertar de sus jugadoras. Lo blanco empezó a adquirir un color grisáceo hasta convertirse en negro. Oscuridad en el acierto, porcentajes bajos de tiro, y la croata Brkic convirtiéndose en la protagonista del partido. Sus puntos y buena dirección marcaron el camino para dar la vuelta a lo que parecía complicado y sumar un parcial 20-6 con el que irse al descanso con 8 puntos de ventaja (32-24).

El desmoronamiento colectivo no tuvo soluciones ni en lo anímico ni en lo táctico. Araski quiso reaccionar, pero los tiros cortos y sin tocar aro, las penetraciones sin premio, todo pesó demasiado. Natalie Van Den Adel, siempre bien vigilada, no tuvo su día. Tampoco Ciappina, con voluntad desde su facilidad en el tiro exterior, pero con poca fortuna. Weaver despertaba en el tercer cuarto para hacer daño en la pintura, bien acompañada por la haitiana Pierre –Louis, contundente bajo los aros. La distancia se mantenía (45-36).

A remolque y sin fortuna, Araski no perdía la fe. Seguía con el trabajo desde el rebote, pero una y otra vez el aro se negaba. Una reacción de orgullo de Izaskun García con un triple y una penetración valiente, marcaba un parcial 4-12 con un triple de Edwards que levantaba al banquillo vitoriano al completo. A falta de 2 minutos, la diferencia se reducía a los 4 puntos (54-50). Tiempo para apretar dientes y sufrir. IDK Gipuzkoa no dio opciones, castigando dos fallos defensivos. Los recursos de las guipuzcoanas son múltiples. Nystrom y Sarr se encargaban de sentenciar con un parcial 10-0 para cerrar el derbi (64-50) y dar un paso de gigante hacia la Copa de la Reina.

Araski suma su cuarta derrota consecutiva, antes los cuatro mejores equipos de la Liga. Esta temporada las sorpresas se venden caras. Mendizorrroza espera el próximo sábado para recibir al Mann Filter (20:00 horas), equipo de la parte baja de la tabla que sólo ha sumado dos victorias.