Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

UPV Álava cae en un final apretado

UPV Álava cae en un final apretado

Los universitarios cayeron ante Urdaneta (86-91) en un partido de escaso nivel defensivo por parte de ambos equipos en el que los visitantes estuvieron más acertados en el minuto final, al que se llegó con empate a 84.

UPV ÁLAVA 86 – 91 URDANETA

UPV ÁLAVA 86 (28+21+22+15): Pérez (7), Garaialde (5), Sánchez (9), Ortiz de Murua (16) y Domaica (9) –cinco inicial- Fernández (18), Vadillo (-), Izarra (6), Santamaría (4) y Fuertes (13).

URDANETA 91 (24+24+27+16): Casado (39), Bouza 85), Galvas (7), Llamosas (22) y Gutiérrez (17) –cinco inicial- Perdices (-), De la Hera (1), Rodríguez (2), López (-) y Pérez (-).

Árbitros: Manero y García.
Eliminados: Por UPV Álava, Pérez (min.40). Por Urdaneta, Bouza (min.32), López (min.32) y Llamosas (min.37).

Diario Deia. Lunes 14 de febrero de 2005. José Emilio Gómez. Gasteiz

El UPV Araba cae en un final apretado

Las claves: el rebote ofensivo del Urdaneta y el mal porcentaje de los locales en tiros libres (16 de 27).

El rebote, sobre todo en ataque, fue una de las claves fundamentales para que UPV acabara sumando su segunda derrota consecutiva. La superioridad del Urdaneta en esta faceta condicionó el juego del UPV, que no pudo salir a la contra.

Los jugadores del Urdaneta, más pequeños que los gasteiztarras, dominaron el rebote llegando en carrera de fuera a dentro y mediante rechaces largos, anotando muchos puntos de segundas y terceras opciones. La escuadra universitaria no tuvo la capacidad de darle la vuelta al partido cuando el Urdaneta tomó protagonismo, sobre todo en el tercer periodo. Antes, los locales dominaron el marcador; incluido al descanso (49-48).

Destaca Manu Fernández
El base del filial, Manu Fernández, destacó en su juego, pero su equipo no pudo solventar un final apretado en el que el visitante Casado completó una actuación sobresaliente (39 puntos y 18 de 20 en tiros libres) que terminó por resolver el encuentro.