Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información

UPV Álava recupera la segunda plaza de su grupo

UPV Álava recupera la segunda plaza de su grupo

Las de Diego Vera se llevaron los dos puntos y el basket average ante el Santurtzi (66-48) y se vieron favorecidas por la derrota del Zarautz en una buena jornada para sus intereses. El senior sumó su décimo triunfo (46-10) a costa del Zuia Izarra y se mantiene invicto.

UPV ÁLAVA 66 – 48 SANTURTZI

UPV ÁLAVA 66 (22+18+13+13): Ruiz (8), Picazo (8), Iñiguez de Heredia (2), Zurigarín (9) y Laura García (10) –cinco inicial- Iribas (2), García-Sampedro (5), Ceciaga (4), Zuriñe García (8), Armentia (3) y Pinedo (8).

SANTURTZI 48 (14+13+10+11): Severino (2), Osuna (11), Casado (4), Salinas (12) y Matía (14) –cinco inicial- Martínez (1) y Corella (4).

Árbitros: Otazu y Pérez.
Eliminadas: Por el UPV Álava, García-Sampedro (min.37) y Armentia (min.40).

Diario DEIA. Lunes 24 de enero de 2005. José Emilio Gómez. Gasteiz.

El UPV vuelve a ganar y ajusta la clasificación

Las arabarras dominaron todos los cuartos y se impusieron también en el basket average.

El UPV volvió a la senda del triunfo en el Europa a costa del Santurtzi, y lo hizo además sumando el basket average ante un equipo que puede ser rival en la segunda fase.

El encuentro se decantó del lado universitario desde el primer cuarto. El UPV supo jugar al desgaste, ya que el Santurtzi sólo contó con siete jugadoras sobre el parqué y en el segundo cuarto se lesionó una de ellas, Severino.

Las jugadoras dirigidas por Diego Vera se basaron en la defensa, una de sus claves fundamentales, para hacerse con los puntos en juego. El único debe del UPV estuvo en el exceso de faltas cometidas, motivo que llevó al equipo contrario a firmar 20 de sus 48 puntos desde la línea de tiros libres.

Defensa 2-3 del Santurtzi
En algunas fases del choque las gasteiztarras se dejaron contagiar por el juego lento del rival, que no tuvo ningún reparo en defender en zona 2-3 durante los 40 minutos, sin aplicarse ni una sola vez en defensa individual.

Las locales fueron a más progresivamente, pero cuando consiguieron abrir las máximas diferencias en el luminoso –en torno a los 20 puntos-, en vez de parar el partido y terminar de imponerse con rotundidad, perdieron un poco la concentración.