castellano | euskera | contacto

Noticias

ENTREVISTA: CRISTINA MOLINUEVO

08/09/2016 - ¿Compaginar estudios de Medicina y jugar en Liga Femenina?

Entrevistas. Muchas veces hemos leído y oído sobre la enorme dificultad de compaginar los estudios con el deporte de alta competición, ello ha hecho que muchas de nuestras jugadoras más jóvenes se vean obligadas a hacer las Américas para encontrar algo que pueda suponer ese débil equilibrio entre su gran pasión y la necesidad de seguir estudiando para el futuro, por ello, cuando conocí el caso de Cristina Molinuevo, jugadora del Araski, equipo recién ascendido a la Liga Femenina para esta temporada, no pude por menos que intentar indagar sobre ello.

Ella había decidido “aparcar” el baloncesto para dedicarse en exclusividad a sus estudios de tercero de medicina y lo veía como una cosa imposible llevarlo con la exigencia de una Liga Femenina, máxima competición en nuestro país, sin embargo, algo cambió y le espera un año de bendita locura entre apuntes y su equipo, ésta es la historia del “extraño” caso de Cristina Molinuevo.

Lo primero es saber desde cuándo llevas jugando al baloncesto.
Con esta última temporada ya son tres años los que llevo jugando en liga femenina 2. Empecé cuando estaba en segundo de bachiller y las dos últimas temporadas lo he compaginado mientras estudiaba medicina en la universidad.


El equipo asciende a Liga Femenina y tomas la decisión de dejar aparcado el baloncesto por seguir con tu carrera de medicina, ¿era algo que ya tenías pensado?
Sí; fue algo que ya me rondaba por la cabeza los últimos meses de la pasada temporada. Hay que estudiar mucho y entrenar cuatro días a la semana y los partidos fuera de casa son muchas horas de autobús que supone mucho tiempo: Galicia, Canarias, Extremadura,…. Por otro lado soy muy exigente y quiero llevar bien y al día las asignaturas.


Demasiado stress para poder compaginarlo.
El problema es que yo no estudio en Vitoria, sino que en Bilbao. Cada día tengo que coger un autobús que me lleve hasta allá y el trayecto dura aproximadamente una hora y media. Este año tengo más horas de clase, y las clases comienzan antes, lo que supone levantarse a las 5:50 de la mañana para coger el autobús.

Además en tercero hay clases por la tarde, lo que implica que para cuando quiero llegar a Vitoria ya es muy tarde. El año pasado fue duro; no me acostaba antes de las doce y al día siguiente había que madrugar. Además cada año que pasa las asignaturas se van complicando y el nivel de exigencia es mayor.


Con la decisión tomada y cuando lo comunicas al club ¿Cual fue la reacción?
Ya se suponían algo; conocen cual es mi situación y el esfuerzo que tengo que hacer para poder acudir a los entrenos todos los días. La temporada pasada en el segundo cuatrimestre ya tuve que faltar un día a la semana por unas prácticas, así que no creo que les pillara de sorpresa.


Sin embargo, todo cambia cuando el club te da facilidades para compaginar estudios y baloncesto, ¿Me puedes especificar un poco más?
El club me ha dado la oportunidad de ir a los entrenamientos los días que pueda sin ningún tipo de presión y ayudaré en los partidos que juguemos en casa.


¿Crees que con eso será suficiente y más allá, tú sabes en qué jardín te estás metiendo?
Sí, soy consciente de ello; pero después de las facilidades que me ofrecen no se podía decir que no. De alguna manera, es una forma de ver recompensado todo el trabajo hecho desde que tenía 8 años y empecé a jugar a baloncesto en la canasta que había debajo de mi casa.


Y de esa canasta en tu casa a debutar en Liga Femenina, supongo que también es un importante aliciente.
Tener la oportunidad de jugar en Liga Femenina no es algo que ocurra muy frecuentemente. Además poder hacerlo en Vitoria, con mis amigas y mi familia en la grada es muy bonito. Todavía tengo el recuerdo de la Fase de Ascenso de Cáceres…


No sé si en tu situación te sientes un poco islote viendo a tantas compañeras tuyas que tienen que decantarse por estudiar o jugar, ¿crees que puede servir de ejemplo para más clubes a la hora de facilitar las cosas?
Conozco a gente que ha dejado de jugar por los estudios pero también conozco otras, que estudian y juegan. Al final todo es organizarse y sacar tiempo de donde se pueda, de hacer sacrificios. En mi caso, he tenido mucha suerte de estar en el club que estoy y que me permite compaginar las dos cosas. Importante que otros lo hagan, especialmente con las jugadoras de casa.


Igual cuando termines la carrera, te vemos especializada en medicina deportiva
Es muy pronto para responder a eso; todavía me quedan muchos años de estudio y de decidir una especialidad, pero podría ser una posibilidad.


La última no puede ser otra que me cuentes del éxito de la selección española en los Juegos con la medalla de plata y si crees que puede servir para lanzar de una vez el baloncesto y que le quitemos el adjetivo de “femenino”
Ojalá fuera así pero me temo que mucho tienen que cambiar las cosas para que eso ocurra. La tayectoria de la selección española femenina estos últimos años es espectacular: campeonas de Europa, subcampeonas del mundo, bronce en el europeo de 2015, plata en las olimpiadas,… Siempre que consiguen alguna medalla se dice que esto servirá para dar mas visibilidad al deporte femenino y luchar por la igualdad; pero el tiempo pasa y enseguida olvidan sus éxitos. Se debería de empezar a valorar a los deportistas por igual, tanto como si son chicos o chicas, ya que detrás de cada uno de ellos hay mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio.


Nos despedimos de Cristina porque su tiempo está más que controlado mientras le deseamos que todo le vaya muy bien en esa dualidad que va a tener en la próxima temporada, seguir estudiando para futura doctora y todo un debut en la Liga Femenina, seguro que lleva con éxito ambas parcelas. Ojalá cunda el ejemplo tanto del club como del enorme esfuerzo de alguien que sabe muy bien lo que es el sacrificio.

Planeta ACB

Compartir:
facebook twitter yahoo! google meneame

Últimas noticias

Esasa Pie
EXLAN PIE
Clinica Juber Pie